Fiestas

Uno de los atractivos más destacados del Concejo de Parres son sus fiestas, que siempre han marcada un espacio diferencial en toda la Comarca del Oriente.

Se abre el calendario festivo de la capital del Concejo, en el mes de Mayo, con las celebraciones en honor a Santa Rita de Casia, cuya fiesta se celebra el 22 de Mayo y que es una de las fiestas locales del Concejo.

Las de Santa Rita son las más antiguas de cuantas se celebran en Arriondas, pues tenemos constancia de que se celebraron ya por primera vez en 1896. Su origen es bastante difuso, aunque su evolución las convirtió durante mucho tiempo en las más esplendorosas de la Villa. Sabemos que uno de los  impulsores de aquellas fue Manuel Miyares. El escenario de las fiesta ha variado durante todos estos años: primero fue en el Barcu (quizá por proximidad al recinto que albergaba la Gran Feria de Ganado, uno de los alicientes mayores de aquellos primeros años de celebración), después en el Campu de la Veciella,  en Castañera y ya en los últimos años la Plaza Venancio Pando y el Parque de la LLera, que hoy acoge a casi todos los eventos festivos de la Capital.
Con la Feria de Ganados, la Procesión y Misa en honor a Santa Rita era otro de los grandes puntos de encuentro que reunían a gran cantidad de gente, en una procesión que recorría las calles principales de Arriondas y que finalizaba con la bendición de las rosas.
 
Con los cambios en los gustos estéticos, en la forma de diversión, en las costumbres, han variado también el carácter y los contenidos de estas fiestas, que, no obstante continúan manteniendo en el cartel el Certamen de Ganados y la Misa Solemne que sigue atrayendo a mucha gente hasta la Iglesia Parroquial.
Desde el año 2001  se ha incorporado al Programa de Santa Rita, los "Encuentros Corales a la Vera del Sella", que han permitido a los parragueses disfrutar de las mejores voces del Norte de España, y que ya son una cita ineludible.
El teatro, las actividades deportivas, entre las que cabe destacar el "Descenso Piloña- Sella" y las verbenas completan este programa festivo, que abre el calendario en toda la zona.
Muy próximo a las fiestas de Santa Rita, se celebra también en el Mes de Mayo, la Subida automovilística al Fitu, prueba puntuable para el campeonato internacional y que consigue atraer a gran cantidad de aficionados al motor, convirtiendo ese fin de semana a Arriondas en un centro de movida y fiesta. 
Monumento a los fundadores de la Peruyal Las fiestas de El Carmen, ya en el mes de julio, tuvieron sus inicios entorno al Santuario de la Virgen del Carmen, levantado en las proximidades del cementerio parroquial. La capilla quedó prácticamente destruida durante la Guerra Civil y fue rehabilitada gracias a las aportaciones de los vecinos, volviendo a celebrarse la Misa del Carmen en julio de 1959, después de 22 años.
En las inmediaciones del Cementerio y la Capilla se celebraba la fiesta profana, organizada por los vecinos de Cuadroveña.
Por aquellos años el Casino de Arriondas organizaba un baile de Sociedad en su sede, que pensó en sacar  a la calle, organizando una fiesta que se llamará de "El Carmen" y que se acompañará de una Misa en la Iglesia Parroquial, en honor a la Virgen del Carmen. Se usurpaba así, a los vecinos de Cuadroveña una fiesta que venían celebrando y organizando ellos.
Como en el caso de las fiestas de Santa Rita, las de El Carmen se celebraban los primeros años en el Barco, pasando luego a la Plaza de Venancio Pando y en la actualidad a el parque de la Llera.
Ligado a esta fiesta desde 1965, se viene desarrollando el Descenso piragüistico del Alto Sella -ya tradicional en el programa-; se mantiene el Concurso-Exposición de ganados y continua celebrándose cada 16 de Julio, la misa y procesión en honor a la Virgen del Carmen en su Santuario.
Desde el año 2005 se ha incorporado al programa festivo, el Certamen de Pintura Villa de Arriondas, que va adquiriendo nombre y que reúne gran número de artistas procedentes de toda España.
Las fiestas de El Carmen son la antesala  perfecta para la gran fiesta del mes de Julio, que es la  Fiesta Del  Bollu, de la Sociedad "La  Peruyal".
 
Imagen Monumento La PeruyalEn Julio de 1949, un grupo de parragueses  forman las bases de la Sociedad "La Peruyal",  esta gran sociedad que reúne a casi la totalidad de los parragueses  y los que estando lejos de su tierra siguen considerando esta como algo propio, por su fuerte arraigo. Luis Almeida, Antonio Ichaso, Tomás Cueto, Manuel Cuadriello y Celso Rodríguez, iniciaron por aquellas fechas la gran aventura de esta fiesta. Ya en 1950 se organiza la primera gran fiesta del Bollu - el preludio  había tenido lugar con la nueva romería celebrada en 1949-, con un presupuesto que supera las 7.000 pesetas y que ya sacaba a las calles de Arriondas carros engalanados, grupos folclóricos y las mejores orquestas de la época. La fiesta ha evolucionado desde  aquellos orígenes aunque se ha mantenido fiel a los principios fundamentales de sus fundadores. Se celebra el último fin de semana del mes de Julio y ha pasado a contar con 4 días de programa festivo que incluye, la noche joven (viernes) el pregón y homenaje a los socios fundadores y la ya tradicional "Kermesse" (sábado), el día grande -el domingo- con el festival folclórico internacional que reúne a los mejores grupos de baile y bandas de gaitas - el desfile de carrozas, la merienda en el Prau de la fiesta y la verbena que se celebra en el espectacular marco del Parque de la Concordia; y desde 1981, "el día del bollín" (lunes), una fiesta participativa  y desenfadada   , en la que tras la merienda en el barrio de La Peruyal los participantes recorren las calles de Arriondas, bailando con la música de las charangas presentes en la tarde-noche.
Anualmente con ocasión de estas fiestas la Sociedad de la Peruyal saca a la calle su revista siempre esperada por todos los parragueses y que incluye información local, historia, eventos, noticias, anécdotas, un buen repertorio de fotografías tanto actuales como históricas.
Coincidiendo con el 50 aniversario de la fundación, en 1999 fue declarada fiesta de interés turístico regional.
El historiador local, Alejandro Miyares, hacía referencia a la fiesta del Bollu, señalando su valor  etnográfico y cultural "un compendio de la cultura tradicional asturiana y una de las formas más extraordinarias de divulgación de la misma" y añadía  " que la fiesta refleja como ninguna otra las características más comunes y significativas de  una romería  tradicional asturiana, las pautas  de comportamiento de los parragueses y en general de los asturianos ante la fiesta y lo que fuera en su día las formas de vida tradicional y los oficios artesanos".
 
Tras las fiestas del Bollu, ya en el mes de agosto, Arriondas tiene un protagonismo especial en los medios de comunicación al albergar el Descenso Internacional del Sella, la conocida como "Fiesta de las Piraguas", que como dice su himno es la "Fiesta de Asturias". En el verano de 1930, Dionisio de la Huerta, Manes Fernández y Alfonso Arguelles, hicieron el primer descenso en piragua desde Infiesto a Ribadesella. Al año siguiente, el descenso salía de Arriondas y desde entonces esa fue su salida oficial e institucional.
La competición propiamente dicha, se inicio en 1932 siendo inicialmente de carácter local y regional. A partir de 1935 adquirió categoría nacional y en 1951 se convirtió en internacional con la participación de palistas de Portugal, Francia é Italia. Sin duda el gran artífice de esta multitudinaria celebración fue Dionisio de la huerta (cuyo busto lo inmortaliza en Arriondas, muy cerca del puente sobre el Sella), un asturiano nacido en Barcelona, se supo crear, organizar y desarrollar una fiesta que reúne diversión y competición deportiva, que por sus componentes la hacen única en el mundo.
Como todas las fiestas, esta ha vivido una evolución a lo largo de todos estos años introduciendo novedades y recursos. El tren fluvial y el Desfile folclórico- deportivo fueron buen ejemplo de ello.
La salida en verso (también obra de Dionisio de la Huerta) y el canto del "Asturias Patria querida" marcan los momentos más emocionantes de la fiesta.
Tras la llegada de las piraguas a Ribadesella la comitiva festiva se traslada a los Campos de Ova donde tiene lugar la comida y la entrega de premios.
Durante toda la semana el concejo de Parres, vive una especial actividad, al recibir gran cantidad de gente -entre deportistas y aficionados a esta fiesta-, que llenan hoteles y casas rurales.
La noche del viernes es una noche de fiesta continua en las calles de Arriondas, que sacan sus bares y la música a todas ellas en una jornada participativa y desenfadada que se continúa hasta la salida del descenso.
A lo largo de todo el verano, nuestros pueblos y parroquias del Concejo, celebran sus fiestas patronales en las que nunca faltan la celebración religiosa, la música tradicional asturiana y las verbenas siempre en unos escenarios naturales que las hacen más atractivas para los visitantes..
San Antonio en el Picu (por el mes de junio) los Remedios en Collía y la Roza Parres; San Diego en Vallobil, Santiago en Huexes, (en Julio); la Virgen de las Nieves en Cuadroveña, San Roque en Arobes, los Ramos en Llames de Parres, la Reina de los Ángeles en Avalle llenan el calendario del mes de Agosto. Mas tardíos son las de "los Ramos" en Castiellu, San Cosme en LLerandi, San Miguel en Cofiño y cerrando la temporada, San Pachu en LLau.
Ya en pleno otoño la villa de Arriondas vuelve a acoger una jornada festiva, con el "Certamen de la Castaña y Productos de la Huerta"; al que se ha asociado la Feria del Mueble y la Madera del Oriente, cada segundo fin de semana del mes de Noviembre.
El Certamen de la Castaña inicio su andadura en Noviembre de 1991, organizado por el grupo Amigos de Parres y la colaboración del Ayuntamiento de Parres. A aquel primer certamen (-pregonada por el entonces Alcalde de Llanes, Antonio Trevín) acudieron ya 21 expositores de castañas, con casi 500 Kg. de este producto puesto a la venta y vendidas en su totalidad.
Tras el éxito de público y participación de aquella primera cita, el Certamen se fue consolidando y es ya cita inexcusable en el otoño del Oriente.
A los productores de la castaña se unen los productos de nuestra  rica huerta, también muestras de agricultura ecológica, de artesanía y de repostería de la castaña.
Durante los actos de la mañana y tras la lectura del pregón se otorga la distinción de "Paisano y Paisana del año".
El  -amplio programa- incluye demostraciones de deporte rural, concurso de bolos y petanca, concurso de escanciadores, actuaciones -musicales-  y como colofón de la jornada un "Amaguestu" para todos los asistentes  acompañado de sidra dulce.